La Vida en la Guilda

El sistema básico de organización del escultismo y guidismo adulto es la GUILDA. Entendemos por Guilda un número indeterminado de scouts y/o guías adultos unidos por unos lazos de intereses comunes, lazos que generalmente ya existían antes de la creación de la Guilda. Éstos pueden ser el  haber pertenecido a un mismo grupo o unidad scout y/o guía, el tener unas mismas aficiones personales o trabajar en una mismo proyecto común.
Decíamos que el número de scouts y/o guías adultos que forman cada Guilda es indeterminado, pero éste no conviene que sea, ni demasiado pequeña (digamos que no menos de cinco personas), ni demasiado grande (digamos que no más de veinticinco). Utilizando términos por todos conocidos, vemos que la Guilda es una forma de patrulla o clan.
De acuerdo con los fines y objetivos del escultismo y guidismo adulto, cada Guilda debe proyectar y desarrollar todas aquellas actividades que considere apropiadas, sin esperar directrices de la Junta Directiva de la Asociación a la que pertenezcan; porque se pretende que cada una de las Guildas que pertenecen a una Asociación de Scouts o Guías Adultos funcione sobre la norma de la descentralización responsable, siempre que se mantenga un nexo de unión dentro de la citada Asociación. Esta descentralización, por llamarla así, no es más que la confirmación de los dos pilares en que se basa el escultismo, la autoformación y la educación integral. Dicha descentralización no excluye las mutuas colaboraciones entre socios o Guildas distintas, ni el que la Junta Directiva de la Asociación, por medio de circulares, boletines, jornadas de formación, actividades conjuntas, etc.; transmita información, aporte ideas, sugiera actividades, apoye iniciativas, etc. Cada una de las Guildas, dentro de esa idea de la descentralización, tiene plena autonomía para organizarse y podrá promover dentro de su seno comisiones, grupos de trabajo, etc.; con absoluta libertad.
La organización interna de cada una de las Guildas es competencia exclusiva de sus miembros; aunque nos limitamos a señalar por las experiencias vividas, la importancia que tiene para la vida estable de una Guilda, el contar con un responsable o equipo directivo u organizador dentro de la misma; que organice la vida de la Guilda y que actúe como representante o responsable dentro de la Junta Directiva de la Asociación y que actuará como Vocal de la Guilda dentro de la misma. Su función es representar y servir como nexo de unión entre la Asociación y cada una de las Guildas para que el intercambio de experiencias y motivaciones se mantenga vivo entre las distintas Guildas y la Junta Directiva.
Los objetivos y fines de La Junta Directiva de la Asociación autonómica, que han de estar plasmados dentro de los Estatutos asociativos, son, coordinar y fomentar el desarrollo  de nuevas Guildas y agrupar a los socios que, por cualquier circunstancia, no estén agrupados en alguna Guilda dentro de su territorio, así como representar los intereses de sus socios y guildas dentro de la Amistad Internacional Scout y Guía – Federación de España.
En lo que concierne a posibles actividades de las Guildas, recomendamos la lectura del dossier “Ideas para Guildas”.