Ruta del Gollizno o del Rio Velillos

DATOS BÁSICOS DE LA RUTA

  Sendero circular que discurre entre los fantásticos tajos que ha labrado el río Velillos o Frailes, a lo largo del tiempo, entre la pedanía de Olivares y Moclín. Visitando, de camino, estas dos localidades, con todo el patrimonio histórico-cultural que conllevan. Disfrutando del paisaje de ribera, de la red de atalayas y torres defensivas que aún quedan en pie (castillo de Moclín incluido), su “fortaleza insignia”. Poder conocer unos de sus valiosos abrigos naturales con pinturas rupestres, el Abrigo natural de la Cañada de la Corcuela. Descansar en el área recreativa y fuente del mismo nombre, entre otros puntos de interés.

– Tipo de sendero: homologado de Pequeño Recorrido (PR-con colores blanco y amarillo), el  PR-A84.

– Duración: 4:04 h. en total ( 3:11 h,de tiempo en movimiento y 0:53 h. de tiempo parado)

– Dificultad: Baja.

– Calificación: Sistema Mide (2.2.2.3)

– Trayecto: circular 

– Distancia total del recorrido: 10,28 km.

– Desnivel: Altura máxima: 1.116,71 m. Altura mínima: 631,24 m. Desnivel de subida acumulado: 563,85 m. Desnivel de bajada acumulado: 560 m.
 – Tiempos por tramos (Desde el inicio del recorrido): 0:45 h. hasta el puente colgante sobre el Gollizno; 1:11 h. hasta el Áea Recreativa-Fuente de Corcuela (con descanso allí de 10 minutos); 1:30 h. hasta la Cueva de Corcuela; 1:58 h. hasta la Ermita de San Antón de Moclín; 2:22 h. hasta el Castillo de Moclín (con oteo desde allí de unos 25 minutos) y posterior parada-visita a la Iglesia de la Encarnación, la que contiene el lienzo del Cristo del Paño, de unos 10 minutos; 3:14 h.hasta la salida del pueblo de Moclín; 4:04 h. hasta la llegada a Olivares.    – Agua: en las fuentes de la Buena Ventura y Corcuela.

– Época recomendada: todo el año.

– Datos de interés de la zona: elementos geológicos, prehistóricos, paisajísticos, y patrimonio histórico-cultural de los dos pueblos visitados y alrededores: Moclín, por ser “el Santuario Andaluz del Neolítico”: véase la Cueva de Malalmuerzo, Corcuela, Cueva de las Vereas, Bermejas, Araña, etc.; destacando también por su castillo e iglesia de la Encarnación, que guarda el lienzo del Cristo del Paño. Olivares, en donde existiera una antigua villa romana. Tózar, por sus silos de época romana y tumbas visigodas. Sin olvidarnos de Tiena, por albergar la antigua villa romana de Tiena la Alta.

  • Acceso: Desde Granada tomamos la carretera Nacional 430, con dirección Córdoba, abandonándola a la salida de la localidad de Pinos Puente, a la vista del desvío, a la derecha, de “Tiena, Moclín, Olivares”, transitando por la GR-3408 y GR-3413 hasta la localidad de Olivares.

FUENTE DE LA CORCUELA

         PINTURAS RUPESTRES DE LA CORCUELA

  • itinerario: Olivares; barrio del Cerro Alto; puente junto a la antigua Fábrica de la Luz; Fuente de la Buena Ventura; Tajo de las Palomas (izquierda); puente colgante; El Gollizno; Área Recreativa y fuente de la Corcuela; visita al Abrigo de la Cañada de la Corcuela; Ermita de San Antón; visita a la iglesia y Castillo de Moclín, regreso a Olivares por el camino-vereda de las Majadillas (pasando, a mitad de este camino, junto a la Ermita de las Angustias); área recreativa-Merendero “Al-Ándalus”, Barrio del Cerro Alto de Olivares; puente sobre el río Velillos en Olivares. 

Crónica de la Ruta del Calar del Marchante

En la mañana del domingo 6 de mayo (día de la madre), un grupo de diez valientes aventureros miembros de A.G.A.E. se dieron cita para realizar una magnífica ruta por los parajes granadinos.

Tras reunirse en el C.C.Kinépolis de Pulianas, seis de ellos (Antonio, Toñi, Javier, Milton, Grace y su hijo Borja) comenzaron el desplazamiento en coche hasta Cogollos Vega, el pueblo en el que tendrían lugar las peripecias narradas a continuación. Allí, después de tomar el desayuno y encontrarse con los otros cuatro restantes (Orlando, Maricarmen, su hijo Manuel y un amigo del joven), emprendieron la subida en coche hacia la base del Cerro del Calar del Marchante. Una vez allí, abandonaron los vehículos y empezaron la ascensión de la montaña, no demasiado escarpada, pero sin una senda clara por la que subir, por lo que se formaron pequeños grupos que andaban a su ritmo, buscando el camino más seguro en medio de las rocas. Con la intención de llegar hasta las trincheras de la cima, continuaba el avance sin prisa pero sin pausa hasta que, de pronto, Maricarmen comenzó a sentirse indispuesta. Intentó proseguir, pero ese contratiempo la obligó a interrumpir la subida y regresar a los coches, en compañía de su marido Orlando.

El resto reanudó el remonte, abriéndose paso entre la seca maleza y las blancas rocas, disfrutando de las maravillosas vistas que se presentaban al ir ganando altura y observando algunas trincheras o refugios de la época de la guerra civil. Tras más de dos horas de ascensión, finalmente llegaron a un falso llano muy cercano a la cima en el que, después de descansar unos minutos para reponer líquidos, hizo su aparición una manada de caballos salvajes –entre los que se encontraban algunos potrillos–, cuya majestuosidad, porte y bravura fueron capturados por las cámaras de algunos de los protagonistas. Sin embargo, a veces una foto puede salir cara, y más si uno confía en el terreno que pisa, sin prestar atención a la posibilidad de tener un pie atrapado entre las ramas de un pequeño matojo de monte. Es lo que le ocurrió a Grace, quien se dispuso a caminar después de guardar la cámara, para acabar en el suelo tras un fuerte impacto que fue absorbido de lleno por su mano izquierda, y provocando la incapacidad de esta. Rápidamente, los allí presentes se dispusieron a buscar cualquier tipo de rama lo suficientemente fuerte como para entablillar la extremidad. Milton, marido de Grace, sacó la carcasa del protector de su móvil y, asegurada con esta pieza y vendada con la bufanda de ella, la dolorida muñeca quedó fijada de manera aceptable. Además, utilizando la pañoleta scout de Antonio a modo de cabestrillo, la mano de Grace quedó perfectamente inmovilizada, pudiendo al fin levantarse del suelo y completando así los primeros auxilios requeridos en este tipo de situaciones.

La comida fue rápida –pensando en regresar lo antes posible–, pues Grace necesitaba atención médica y la situación no estaba para más sobresaltos. Sin embargo, en poco tiempo el cielo quedó totalmente cubierto de nubes grises: la climatología aún daría una vuelta de tuerca más a los acontecimientos. El descenso se realizó por la otra cara de la montaña y en pequeños grupos: Javier y los dos jóvenes eran los primeros, bajando a ritmo rápido y buscando el recorrido más corto hasta el camino que se atisbaba en la lejanía. En medio, Antonio y Toñi, a paso firme y seguro. Y cerrando el grupo, Grace, Milton y Borja, quienes buscaban el recorrido menos escabroso posible, examinando el terreno hasta encontrar la forma más suave de bajar, pues la merma física de ella impedía cualquier tipo de desnivel pronunciado en el descenso. La anunciada tormenta –los truenos se escuchaban cada vez más cerca– hizo acto de presencia en medio de la bajada, hasta convertirse en una intensa granizada pocos minutos después, añadiendo aún más dificultades a los acontecimientos. Había que llegar lo antes posible a los coches.

Afortunadamente, Orlando, que venía de dejar a Maricarmen en casa, regresó para recoger a los jóvenes, entre los que estaba su hijo Manuel. Localizar al grupo no fue fácil, pues los walkies se quedaron sin batería y la comunicación con él se vio interrumpida por esta causa. No obstante, antes de que pasara esto, Antonio consiguió transmitir la posición del grupo. Los protagonistas fueron llegando poco a poco hasta el camino transitable, donde esperaba Orlando con el coche, en el que se subieron los dos jóvenes, Grace, Milton y Borja, estos tres últimos cubiertos de barro. Antonio y Toñi, aún continuaron caminando en medio de la tormenta para dirigirse hacia su coche. Al llegar allí, hubo un momento de incertidumbre, pues Javier –la mayoría pensaba que habría sido el primero en llegar–, que se había separado de los jóvenes en la bajada para buscar un camino por su cuenta, no estaba y no daba señales de vida.

Finalmente, Orlando llevó a Grace, Milton y Borja hasta su coche, en Pulianas. Por el camino, llegaron las buenas noticias de que Antonio y Toñi habían encontrado sano y salvo –aunque empapado, igual que todos– a Javier. Ya en Granada y aún llenos de barro, Grace y su familia acudieron al hospital de Traumatología para obtener un diagnóstico de su muñeca: fractura distal del radio. En síntesis, un día de la madre intenso, con una gran aventura digna de ser recordada. ¡A por la siguiente!

Escrito por Borja

Jornada de trabajo y promesa en ValleScout

Este fin de semana el Equipo de Trabajo de la guilda Vallescout tenía programada una salida para comenzar con la puesta a punto del lugar de cara a los campamentos de verano. Tras las compras de material previas, el sábado fuimos llegando escalonados y comenzamos enseguida con los diversos arreglos planificados: reparación de vallas, reparación de puertas,  arreglos en el alumbrado, limpieza y decoración de sala de exploradores, cocina y oficina, etc.

En esta ocasión, además de los habituales, hemos contado con la importante ayuda de tres scouters del grupo Virgen de las Nieves de MSC: gracias a Nico, Germán y Borja que se lo han currado de lo lindo.

El sábado por la noche hicimos una tranquila y entrañable ceremonia de Vela de Armas en honor de nuestro amigo Milton que decidió hacer su promesa scout, después de compartir con nosotros cada vez más actividades y proyectos y sentirse identificado con ellos.

La mañana del domingo la aprovechamos para terminar las tareas iniciadas y mejorar las construcciones de la plaza de campamento, colocación de enara en la entrada y colocación de perchas y mobiliario en cabañas. También hemos recibido a una avanzadilla del grupo de Almería que vendrá en la primera quincena de Julio, a los que hemos enseñado las instalaciones. Para finalizar hemos celebrado la promesa de Milton en el marco incomparable de nuestra plaza de campamento, rematando la jornada con la degustación de una rica paella: gracias a esas expertas cocineras!!.

A la vuelta….agujetas, cansancio y satisfacción por el trabajo realizado y por los momentos compartidos entre amigos.

 

La Guilda Sanitaria de AGAE realiza su servicio en el San Jorge de Jaen

DSC_1432El pasado fin de semana , desde el 21 al 13 de Abril de 2017, la guilda sanitaria de AGAE prestó sus servicios en el San Jorge de MSC celebrado en Jaén .  La guilda estuvo representada por Grace e Inma (médico y enfermera, respectivamente).

El encuentro se celebró en el recinto de IFEJA.  También celebraron su 20º aniversario. Por tal motivo , además de los 500 niños que asistieron, también estuvieron presentes durante todo el encuentro  unos 100 padres . Niños y padres tuvieron actividades y talleres paralelos . El domingo se hizo la presentación de AISG , a la que algunos mostraron bastante interés en pertenecer.

Nuestros servicios estaban destinados a cualquier persona que lo  necesitase. En esta ocasión, fueron sólo niños y scouters los que requirieron nuestra labor.

Fueron muchas las asistencias prestadas, desde la noche del viernes 21 hasta el domingo 23 , incluso hasta después de realizada la despedida.

Los casos atendidos no revestían mayor gravedad y , por lo tanto, no se hizo necesario el traslado a servicios sanitarios de la ciudad de Jaén.

No obstante, si hubo ciertas lesiones que con el cuidado adecuado evolucionaron adecuadamente.

Considero que nuestra presencia durante la realización de este macro encuentro,   sirvió a todos los presentes de cierta tranquilidad .

Como coordinadora de esta Guilda me siento orgullosa de nuestra labor, que aunque  cierta dedicación y tiempo requirió, por otro lado, nos mereció la pena  el llevarla a cabo con creces.

Formamos un buen equipo y, además , contábamos con todo lo necesario para trabajar adecuadamente . Dispusimos de camilla  y botiquín perfectamente equipado. La Guilda queda a disposición de futuros encuentros.

02.- La Ruta del Pionono

El Próximo día Día 11 de Noviembre, realizaremos nuestra segunda ruta organizada por la Guilda Estrella Polar la que denominamos “Ruta del Pionono” el recorrido será de unos 11 a 13 kilometros. Es facil y cómoda.

Lugar de salida será en el Centro Comercial del Nevada en el aparcamiento cercano al Leroy Merin.

Hora de quedada: 9:00

El Promotor de la salida es Juan Luis Sanchez.

 

Para apuntarse PULSAR AQUÍ

 

Powered by Wikiloc